Cómo cuidar tu sombrero

Un sombrero de calidad te durará para siempre con unos sencillos cuidados, formará parte de tu armario para toda la vida.

Es importante mantenerlos alejados de las fuentes de calor para evitar que se deformen, como por ejemplo no dejarlo en el coche, por el sol y la temperatura que se llegan a alcanzar dentro.

Si se moja dejarlo secar al aire, en una superficie plana para evitar que seque con formas extrañas y se deforme.

A la hora de cogerlo con manos limpias y mejor por el ala, si lo agarramos mucho por la copa acabará cogiendo la forma de nuestras manos.

Para limpiarlo le sacaremos el polvo con un cepillo para sombreros o para ropa, cepillándolo siempre en el sentido contrario a las agujas del reloj por fuera y al revés por dentro. si tuviera mucho polvo pegado podemos ayudarnos de un rodillo quitapelusas.

Para guardarlos de una temporada a otra en una sombrerera o caja donde no tengan humedad sería perfecto o en su defecto sobre una superficie plana.

Los que tengas en uso puedes tenerlos colgados en un perchero, en la pared, en una estantería, siempre intentando que no cojan formas extrañas. Yo los tengo en un colgador de macramé así está  a la vista y decoran 😉

 

Si se deforma no intentes plancharlo, mejor contacta con un sombrerero o sombrerería que pueda darle un planchado con vapor y devolverle su forma.

Cuidándolo un poco te acompañará toda la vida, ¡yo sigo utilizando los de mi padre y mi abuelo!

Si tienes dudas escríbeme que estaré encantada de ayudarte.

close

¿Quieres saber más?

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR IDEAS, CONSEJOS Y TRUCOS SOBRE SOMBREROS!

Recibirás un regalo sólo por inscribirte 😉

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.